top of page
Freelancer pensativo

¿Qué es mejor subrogar la hipoteca o cancelarla y constituir una nueva?

La subrogación hipotecaria permite trasladar una hipoteca a otro banco con menores costos y trámites más simples, manteniendo las condiciones originales y beneficios fiscales. Sin embargo, tiene limitaciones en la negociación de nuevas condiciones y no permite solicitar capital adicional. La cancelación con constitución de una nueva hipoteca permite negociar términos más favorables y solicitar más capital, pero implica mayores costes y un proceso más complejo y largo. La elección depende de las necesidades y situación financiera del cliente.

Diferencias entre subrogación y cancelación.

La subrogación hipotecaria y la cancelación con constitución de una nueva hipoteca son dos opciones que un cliente puede considerar al buscar mejores condiciones para su préstamo hipotecario. Cada una tiene sus propias características, ventajas y desventajas, que pueden influir significativamente en la decisión del cliente.

La subrogación hipotecaria es un proceso en el que el cliente transfiere su hipoteca de un banco a otro sin cancelar la hipoteca existente. Este método implica que el nuevo banco se hace cargo de los derechos y obligaciones del préstamo original. Una de las principales ventajas de la subrogación es que los costes asociados tienden a ser más bajos en comparación con la cancelación y constitución de una nueva hipoteca. Los gastos notariales, registrales y de gestoría son reducidos, y no se incurre en gastos por cancelación de la hipoteca anterior. Además, la comisión por subrogación, si existe, suele ser menor.
 
Otro aspecto positivo de la subrogación es la simplicidad del proceso. Trasladar la hipoteca de un banco a otro es relativamente rápido y menos complejo, ya que no implica la cancelación del préstamo original ni la creación de uno nuevo. En algunos casos, también es posible mantener ciertos beneficios fiscales del préstamo inicial.
 
Sin embargo, la subrogación puede tener limitaciones en cuanto a la negociación de las nuevas condiciones del préstamo. El cliente puede no obtener tantas mejoras como desearía, ya que la subrogación solo cubre el saldo pendiente del préstamo existente. Además, no permite solicitar capital adicional, lo cual puede ser un inconveniente si el cliente necesita más dinero.
 
Por otro lado, la cancelación con constitución de una nueva hipoteca implica finalizar la hipoteca actual y crear una nueva con un banco diferente. Esta opción permite al cliente negociar todas las condiciones del nuevo préstamo, lo que puede resultar en términos más favorables que se adapten mejor a su situación financiera actual. Además, es posible solicitar una ampliación del capital, algo que no es posible con la subrogación.
 
A pesar de estas ventajas, la cancelación y constitución de una nueva hipoteca suelen ser más costosas. Los gastos incluyen la cancelación de la hipoteca existente y la creación de la nueva, lo que conlleva honorarios notariales, registrales, impuestos y, en algunos casos, una comisión de apertura. También puede haber penalizaciones por amortización anticipada de la hipoteca actual. El proceso es más largo y complejo, ya que requiere una nueva tasación de la vivienda y un análisis del riesgo por parte del banco.
 
Para tomar una decisión informada, el cliente debe considerar cuidadosamente sus objetivos financieros y la situación específica en la que se encuentra. Evaluar los costes y beneficios de cada opción es crucial. Si el objetivo principal es reducir los costes y agilizar el proceso, la subrogación puede ser la elección adecuada. Por el contrario, si busca mejorar considerablemente las condiciones de su hipoteca o necesita obtener capital adicional, la cancelación con constitución de una nueva hipoteca puede ser más beneficiosa.
 
En cualquier caso, es fundamental negociar con ambas entidades, tanto la actual como la nueva, para obtener las mejores condiciones posibles y comparar todas las opciones disponibles como consultar con un broker hipotecario antes de tomar una decisión definitiva.

bottom of page